La Superbowl más que un acontecimiento deportivo se ha convertido en un fenómeno social y de marketing con una estrategia en este sector digna de estudio.

Evento clave para los amantes del fútbol americano donde se decide el ganador de la temporada, pero que ha logrado tener trascendencia mundial más allá del deporte. Si preguntas a tu alrededor hoy pocos conocerán quién fue el equipo ganador (Tampa Bay Buccaneers) pero seguro que tienen algo que opinar sobre la actuación del medio tiempo o alguno de los anuncios proyectados.

Hoy ejemplificamos tres calves de marketing deportivo que nos enseña la Superbowl.

Piensa en global, actúa en local

Estamos en la época dorada del social media, nuestra audiencia puede diversificarse por distintos canales, eso lo han sabido gestionar muy bien desde la NFL (National Football League), donde han visto como el uso del marketing y del social media les ha ayudado a llegar a lugares recónditos.

Pero no se olvidan de su máximo consumidor, en este caso los estadounidenses. Consejo: conoce a tu audiencia, estúdiala para saber qué es lo que buscan y cómo tú puedes dárselo, debes hablar su mismo idioma y hacerles sentir como en casa.

Remontémonos al año anterior, donde la sede fue Miami, un lugar con un claro acento latino, la estrategia de la NFL fue incluir a los latinos dentro del target con el espectáculo de Jennifer López y Shakira.

A los hechos nos remitimos, si buscamos en Google Trends las tendencias de búsqueda apreciamos cómo Estados Unidos, país anfitrión y el vecino Canadá, originario del artista invitado ocupan los primeros puestos, pero les siguen y países de Latinoamérica, Australia y Europa.

Las estrellas como gancho

Al contrario que en Europa en el que el mejor jugador suele ser la estrella, en la Superbowl los mejores jugadores son eclipsados muchas veces por los artistas invitados en el del medio tiempo.

Así ha sido el caso de este año, en el que Tom Brady quien a sus 43 años levantó su séptimo Lombardi, comparte relevancia con la actuación de The Weekend.

La participación de estos artistas de fama mundial, muy ligados a la experiencia que se vive en este evento, logran entretener, emocionar, quedarnos boquiabiertos en muchas ocasiones y han sido clave para que esta final haya conseguido la relevancia internacional que tiene en la actualidad.

En nuestro evento no importa quien sea la estrella, lo importante es que brille y sea de los mejores en su campo. Un ejemplo, Liliana y Elsa de nuestras olímpicas de MADISON Beach Volley Tour.

MADISON PRIME VIDEO VOLLEY

Crea experiencias, dentro y fuera del campo

En cuanto a experiencias ligadas al deporte, nadie mejor que la NFL para hacernos vibrar de una manera muy inteligente, ellos crean la experiencia, ponen a disposición la misma y una gran audiencia, tal es su alcance que de la creatividad ya se encargan otros, por ejemplo, los anunciantes.

¿Qué deporte conoces en el que el descanso sea más importante que los minutos finales?

Con millones de espectadores a lo largo del globo más preocupados por lo que ocurre a su alrededor que del marcador, su medio tiempo es el mejor escaparate para anunciantes. Incluso en un año complicado debido a la época tan delicada que está pasando el país (crisis sanitaria, económica, de conflictos sociales…) para lograr dar con el mensaje adecuado hacia una audiencia diversa ha conseguido marcas como Amazon, Bud Light y caras conocidas como Mila Kunis, Post Malone o Serena Williams. Marcas que, aunque el coste varía cada año, puede llegar a pagar US$ 5,5 millones por cada anuncio de 30 segundos, sin contar su producción y actores. Otros optaron por una estrategia RSC en la que el dinero que solían invertir en publicidad lo hicieron para la lucha contra el COVID, tal como es el caso de Coca-Cola. Solidaridad y deporte, no nos suena lejano, como podéis comprobar.

No todas las ligas y deportes pueden ser la NFL, pero en cuanto a experiencia se refiere en MADISON creemos que no debemos ponernos límites, así lo hicimos por ejemplo con Padel Trotters. Y si tu evento no puede contar con público físico, creatividad al poder, siempre podemos incluir aficionados virtuales en los estadios como innovación en los eventos deportivos.

¡Que comience el espectáculo!

Pero en la Superbowl, ¿cuándo comienza el espectáculo realmente? Días antes este evento es ya tendencia mundial, rankings deportivos, artistas invitados, el anuncio más creativo se cuelan como tendencia… El día de la emisión hay programas en directo durante cinco horas y las conversaciones en redes se extienden a más de una semana después.

Volviendo a Google Trends, vemos el pico de conversación los tres días previos.

Alimenta la pasión

Una vez que hemos logrado fans, continuemos aportándoles experiencias, no importa si presencial o en redes, involúcrales en la historia del deporte, crea contenido exclusivo, hazles que participen en test, sorteos y humaniza a las marcas que patrocinan. De esa manera impulsaremos que todos los agentes funcionen como altavoz.

En nuestra estrategia de marketing deportivo debemos crear un producto o servicio en el que tanto consumidores como marcas quieran estar involucrados no solo el día de su celebración sino antes, durante y posteriormente, sin olvidar los contenidos digitales.