Noviembre es un mes de oportunidades y aún más para todos aquellos que esperan durante todo el año para beneficiarse de las promociones que ofrecen, en estas fechas tan señaladas en el calendario, las empresas.

El Black Friday y el Cyber Monday se han convertido en días claves para las empresas en nuestro país. Aunque, como ya sabemos, el Black Friday se centra más en promociones en tiendas físicas que en el comercio online, ambas fechas necesitan una buena estrategia de marketing que será imprescindible para posicionar a una empresa en el mercado. Un mercado que cada vez está más saturado y en el que es difícil tener una buena ventaja competitiva frente a los demás.

En un principio el Black Friday se centra en las ventas y promociones en tiendas físicas por lo que tendrá que seguir una serie de estrategias para llegar al mercado que busca:

  1. Segmentación: conocer los targets más interesados en el Black Friday y focalizar nuestras ofertas y promociones entorno a ellos.
  2. Estrategia “gota a gota” o dripping: lo que comenzó como un día enfocado a las ofertas se ha ido extendiendo cada vez más. En el Black Friday las tiendas ofrecen promociones incluso antes de la fecha de celebración, por lo que las marcas ofrecen una campaña diferente cada día en vez de un descuento lineal durante todos los días.
  3. Ventaja en el punto de venta: el punto de venta se convierte en una fábrica de experiencias donde se involucra al consumidor con la marca, consiguiendo que esta se convierta en el “top of mind” y sea la principal opción en una posible compra.

A diferencia del Black Friday, el Cyber Monday tiene como principal aliado el comercio electrónico para desarrollar su estrategia de marketing:

  1. Crear campañas de E-mail marketing: con este canal las empresas se comunican directamente con el cliente y ofrecen una campaña personalizada a cada uno de ellos, respetando siempre su imagen de marca.
  2. El reinado de las RRSS: el principal punto fuerte de las empresas son las redes sociales. Optimizar el contenido en estas fechas es fundamental para posicionarse en el mercado y llegar al público objetivo marcado.
  3. Optimización dispositivos móviles: las empresas obtienen más resultados en la visualización de los contenidos web en los teléfonos móviles. Los clientes pueden realizar sus compras en cualquier lugar.
  4. Venta flash: la ventaja del Cyber Monday es la duración, realizar una sola oferta es la forma de mantener a los clientes.

En pocas palabras, el Black Friday y el Cyber Monday son fechas que sin duda se han convertido en una oportunidad para que las empresas puedan poner en marcha sus mejores estrategias y así potenciar acciones para atraer a nuevos públicos potenciales, fidelizar clientes y poder posicionarse competitivamente de cara a las próximas acciones en las campañas navideñas.

¿Quieres empezar a poner en marcha tu campaña de marketing? En Madison Agency podemos ayudarte.