Los call to action (CTA) o llamadas a la acción son clave para mejorar las conversiones de páginas web. Es un elemento imprescindible para cualquier tipo de negocio, independientemente, que esté enfocado o no al comercio electrónico (e-Commerce).

Así como aumentar las conversiones e incrementar el volumen de ventas, también mejoran la experiencia de usuario (UX) facilitando y guiando la navegación a través del site, y evitando carritos abandonados o altos porcentajes en la tasa de rebote.

CÓMO MEJORAR LA CONVERSIÓN Y LA EXPERIENCIA DE CLIENTE

  1. CLARIDAD Y CONCISIÓN

Es esencial evitar que el visitante pierda su tiempo. Si tiene esa sensación, abandonará la página web antes de completar la compra, contratar el servicio, registrarse en la newsletter o realizar cualquier otro tipo de acción de interés para tu negocio.

Debes definir qué acción deseas que ejecute el usuario y hacérselo saber de forma clara y concisa, evitando frases largas que no puedan ser procesadas de forma inmediata. Expresiones como añade al carrito o regístrate son escaneadas al instante.

  1. GENERA SENSACIÓN DE URGENCIA

El uso de determinadas palabras o expresiones ayuda a que el cliente convierta más rápido, ya que ejecutará la acción estimulado por una emoción inmediata o bien por una sensación de urgencia provocada.

A modo de ejemplo, las siguientes combinaciones suelen obtener resultados muy positivos:

  • Última oportunidad
  • Solo hoy
  • Oferta limitada
  • Quedan X unidades disponibles

 

  1. INCLUYE UN VERBO QUE IMPLIQUE ACCIÓN

Como el propio nombre indica y en relación con lo descrito anteriormente, es recomendable añadir verbos que impliquen una acción bien clara y concisa.

Los tiempos verbales en segunda persona del singular suelen ser los más indicados:

  • Compra
  • Completa
  • Contrata
  • Regístrate

En este sentido, hay que estudiar muy bien cuándo optar por verbos y cuándo escoger otras variantes. Por ejemplo, compra ya obtiene mejores resultados que haz ya tu compra, o bien sustituir oferta válida hasta el domingo por compra antes del domingo.

  1. SELECCIONA PUNTOS ESTRATÉGICOS Y VISIBLES

Si añades dos o más CTAs a la misma altura, van a competir entre ellos y solo vas a conseguir que el posible consumidor se abrume y se despiste sin realizar ninguna acción.

Para evitar dicha situación, es recomendable realizar un estudio que permita conocer cómo se interactua con la interfaz de la web. Este proceso de trabajo indica si la información y las distintas páginas son accesibles, su jerarquía visual y si las tareas (llamadas a la acción) se completan fácilmente, o bien se tiene que mejorar la usabilidad del sitio web.

La medición de la experiencia de usuario ofrece datos reales y precisos esenciales para diseñar páginas que conviertan. Una de las herramientas más utilizadas para hacerlo son los mapas de calor.

  1. MIDE LA ACTIVIDAD DEL USUARIO PARA MEJORAR LA EXPERIENCIA DE CLIENTE

Todo lo descrito anteriormente es una parte crucial para generar una excelente experiencia de cliente (CX) porque está en tus manos ofrecer una navegación fluida y personalizada, adaptándote a sus hábitos y comportamientos.

En este caso, la experiencia de usuario (UX) es la primera toma de contacto encargada de ofrecer un proceso de compra útil y fácil. De ahí, se derivará a otras interacciones tales como el servicio de Atención al Cliente u otros tipos de comunicaciones omnicanales claves para la satisfacción y fidelización del cliente.

Recuerda escuchar a la audiencia porque a través de sus acciones te dirán qué necesitan y cómo lo quieren conseguir.