El neuromarketing está adquiriendo una gran relevancia en el mundo del marketing y las ventas. Es clave para diseñar estrategias que faciliten la compra por impulso, pero también para conocer cómo influyen las emociones en el consumo y las ventas. Esto nos permite utilizar el neuromarketing y la medición de emociones para cuestiones como  optimizar el diseño de  espacios comerciales y así generar un mayor consumo.

QUÉ ES EL NEUROMARKETING

El neuromarketing es la ciencia que estudia el comportamiento de la compra, consumo y decisiones de los clientes ante diferentes productos, servicios, espacios comerciales y marcas con el objetivo de tomar decisiones de marketing basadas en dichos comportamientos.

Para poder estudiar estos comportamiento es esencial la medición de emociones. Sin las adecuadas técnicas de medición, no se tendrían datos reales con los que trabajar.

PRINCIPALES TÉCNICAS DE MEDICIÓN DE EMOCIONES PARA NEUROMARKETING
WORD ASSOCIATION

Es una técnica consciente de medición de emociones. Se utiliza para identificar las emociones espontáneas que despierta un producto, servicio o marca en el usuario  a través de distintos estímulos visuales.

SENSOMETRÍA

Es una técnica de evaluación sensorial, suele emplearse en el ámbito de la gastronomía para medir las emociones que provocan en el consumidor determinados productos alimenticios o bebidas. Pero no es su único ámbito de actuación. Esta técnica también puede emplearse en productos de perfumería, en la industria de los ambientadores e incluso para medir las sensaciones que provoca un determinado espacio en el visitante.

Las percepciones de los consumidores o probadores se miden y racionalizan a través de un software específicamente creado para este fin.

EYE TRAKING

Consiste en la medición de  los movimientos del ojo y su punto de foco , lo que permite  extraer información sobre el objeto principal de la atención de un individuo en un espacio y tiempo determinados.

Una de sus principales aplicaciones es conocer cómo responde el consumidor ante los distintos productos colocados en un espacio comercial, lo que nos permite tomar medidas al respecto para favorecer determinadas compras.

ELECTROENCELOGRAFÍA Y RESONANCIA MAGNÉTICA FUNCIONAL

Esta es una de las técnicas más utilizadas, para llevarla a cabo se colocan unos electrodos sobre el cuero cabelludo de los sujetos que participan en la prueba. Estos electrodos se encargan de medir corrientes eléctricas en tiempo prácticamente real que determinan en qué puntos se está produciendo mayor actividad cerebral.

No es posible llegar a áreas profundas del cerebro pero la recepción e interpretación de estas señales aporta una valiosa información sobre las emociones del sujeto en un espacio comercial o ante productos, servicios o marcas determinadas. Para llegar a esas áreas profundas es necesaria otra técnica, la Resonancia magnética funcional, siempre teniendo en cuenta que las señales tardan en generarse entre 5 y 8 segundos.

ELECTROMIOGRAFÍA

Consiste en el uso de pequeños electrodos dispuestos en músculos faciales a fin de que  midan el movimiento de los mismos. Estos movimientos tienen relación con estados emocionales y pemiten el registro de microexpresiones subconscientes que el individuo  realiza ante ciertos estímulos y que miden sus emociones de atracción o rechazo frente a las mismas.

RITMO CARDIACO

Esta técnica de medición de emociones se basa en las palpitaciones del corazón.  Estas proporcionan información sobre la atención que un estímulo genera en la persona que participa en el estudio y permite medir su interés o su rechazo a este estímulo.

Estas y otras técnicas de medición de emociones proporcionan una información muy interesante que facilita tomar mejores decisiones para lograr una mejor aceptación de una marca o producto o para facilitar determinados comportamientos de compra.