Aunque solo tenemos conjeturas sobre cómo puede ser el consumidor postcovid, sí que sabemos cómo está variando sus necesidades durante esta cuarentena. Cuáles son sus prioridades actualmente, qué es lo que demanda a las marcas, a las páginas web o ecommerce. Por ello cobra suma relevancia adaptar la experiencia de  usuario a la situación actual para estar donde nuestros clientes están, sin importar el canal en el que interactúen, aplicando la experiencia de cliente como catalizador de un entorno insólito.

Con unos usuarios cada vez más digitales, centrémonos en esta ocasión en su experiencia online. La experiencia digital es la interacción entre un usuario y una marca que se establece a través de un canal online. Se ha imprescindible conocer qué dimensiones y cuánto influyeron en cada una de las etapas de experiencia e interacciones para ello debemos:

  • Conocer para descubrir y contextualizar. Para ello es bueno diseñar mapas de ruta por medio de talleres, workshops incluso comunidades online.

 

  • Profundizar en el diseño, evaluación y análisis. A nivel general desde el diseño y el análisis del customer journey por el visual o el diseño de interacción. Pero quizá lo más relevante sea conocer y entender el comportamiento de las personas que entran en nuestro site. ¿Cuándo usan la página web? Cunado lo hacen ésta ¿cumple sus expectativas? Para ello podemos hacer una introspección mediante un análisis DAFO, benchmarketing con webs similares incluso preparar un onboarding digital para nuevos usuarios.

 

  • Siempre es bueno cuestionarse lo que se está haciendo para tener varios puntos de vista e implementar mejoras. Qué mejor que siendo nosotros mismos quienes hagamos pruebas de usabilidad e identificación de innovaciones que nos pueden servir.

Recuerda que podemos ayudarte en los análisis avanzados y la inteligencia artificial en todas estas soluciones mediante nuestros equipos multidisciplinares (data science, analítica avanzada, machine learning, text analytics) ¡contáctanos!

madison user experience